LECCIÓN 283. Mi verdadera Identidad reside en Ti.

Padre forjé una imagen de mí mismo y a eso es a lo que llamo el Hijo de Dios. Mas la creación sigue siendo como siempre fue, pues Tu creación es inmutable. No quiero rendirle culto a ningún ídolo. Yo soy aquel que mi Padre ama. Mi santidad sigue siendo la luz del Cielo y el Amor de Dios. ¿Cómo no va a estar a salvo lo que Tú amas?¿No es acaso infinita la luz del Cielo?¿No es Tu Hijo mi verdadera Identidad, toda vez que Tú creaste todo cuanto existe?

Ahora todos somos uno en la Identidad que compartimos, ya que Dios nuestro Padre es nuestra única Fuente, y todo lo creado forma parte de nosotros. Y así, le ofrecemos nuestra bendición a todas las cosas y nos unimos amorosamente al mundo, el cual nuestro perdón ha hecho que sea uno con nosotros.


Comentario:

Mi identidad personal es un velo. Sólo lo que es Santo y eterno en mí, es el Hijo de Dios, todo lo demás, son ideas que una vez forjé para estar en un lugar que no existe.

Tan sólo quiero perdonar cada limitación, cada juicio y cada pensamiento extraño que me he adjudicado, encubriendo así, mi verdadera naturaleza. Mi Ser es una extensión de Su Amor, y eso es lo que soy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s