No acudas al miedo para decidir

El regalo de la integración

Esto es Verdad: somos seres eternos, somos espíritu, Hijos de Dios. Mas, también es cierto que estamos recordando el significado (y magnitud) de ese conocimiento. Aquí es donde se hace presente el regalo de la integración, pues la enseñanza espiritual es un tácito reconocimiento de que hay un aprendizaje a realizar, y todos las enseñanzas tiene un contenido que desean develar.

Diferentes maneras…

Qué pasa cuando hay diferentes maneras o formas de llegar al mismo lugar?

Acepta y respeta, reconociendo la experiencia resultante. El objetivo no es la forma, sino la experiencia de perdón, la frecuencia de paz. A cada cual se le ofrece un lenguaje que puede entender y un camino que está a su alcance.

Los símbolos son sólo símbolos, tan sólo medios, no fines en sí mismos. Si el resultado es perdón, paz, unión, estate seguro que la forma que usaste sirvió de vehículo en esa oportunidad. Eso no quiere decir que sea la única forma, o “la forma”, sólo quiere decir que en ese momento funcionó para ti y los involucrados. Eso puede cambiar en cualquier momento, y no hay pérdida, pues las formas no son permanentes.

Permanecer en el instante presente

Inclusión total

La Expiación (deshacimiento de la falsa creencia en la separación) es un estado de inclusión total, pues en ella no hay miedo y el miedo es la el estado de la separación. Por tanto, si el miedo es el que separa y excluye, su deshacimiento no puede sino ser inclusión y unión.

Todo pensamiento será amorosa y amablemente contemplado a la luz de la Verdad, y de allí en más, sólo quedará lo que esté en armonía con ella. No habrá temor, pues ningún pensamiento quedará oculto o rechazado. Todos serán bienvenidos, y simplemente se descartarán los que ya no colaboren en la asención de la mente a su estado natural de compleción.