LECCIÓN 210. Repaso de la lección 190.

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.

(190) Elijo el júbilo de Dios en lugar del dolor.

El dolor es mi propia invención. No es un pensamiento de Dios, sino uno que yo pensé aparte de Él y de Su Voluntad. Su Voluntad para Su Hijo bienamado es dicha y sólo dicha. Y eso es lo que elijo en lugar de lo que yo inventé.

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.


Comentario:

Nada que el ego enseñe es real y menos aún por tu bien. Es por su bien, y por el mantenimiento de la ilusión de separación, la cual es su reino. Mientras te sientas una mota de polvo en el universo, el ego se sentirá “al mando”. Mas, cuando tienes un atisbo de la realidad y de tu papel en ella, el ego se desvanece por completo, pues su interpretación de debilidad y separación queda completamente desacreditada.

No temas aceptar la grandeza y la unidad. No temas aceptar la Luz de Cristo en tu corazón, esa es la Voluntad que compartes con Dios. Cuando aceptes por completo la interpretación del Espíritu Santo y desestimes la del ego, podrás ver esto con tanta claridad, que reirás de este ensueño de sacrificio y dolor. Y por sobre todo, verás que no ha sido nada, insubstantial, e impotente en cuanto a la realidad: la unidad, la Santidad y tu Ser se mantienen intactos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s