Etiqueta: Dicha

LECCIÓN 346. Hoy me envuelve la paz de Dios, y me olvido de todo excepto de Su Amor.

Comentario: Pareciera que antes de aceptar la paz como un hecho, debo realizar “algo” para lograrla. Como si fuese un trofeo que tengo que ganarme o conseguir a base de un esfuerzo. La paz se me concedió en mi creación, por mi Creador, sin nada a cambio, sino tan sólo por amor. ¿Pondría yo una condición para la paz que Dios no fijó? ¿Con qué motivo haría eso?

¿Qué es el mundo? Lección 241.

Comentario: El pensamiento falso que da lugar a las ilusiones está basado en el miedo y la separación. Pensar sin amor, es todo lo que debemos perdonar. Cada pensamiento que nace separado del amor, forja un mundo del que hay que protegerse, y hermanos de los cuales defenderse. Encontremos consuelo hoy en la simple aceptación de que esto es un error de percepción.

LECCIÓN 210. Repaso de la lección 190.

Comentarios: Nada que el ego enseñe es real y menos aún por tu bien. Es por su bien, y por el mantenimiento de la ilusión de separación, la cual es su reino. Mientras te sientas una mota de polvo en el universo, el ego se sentirá “al mando”. Mas, cuando tienes un atisbo de la realidad y de tu papel en ella, el ego se desvanece por completo, pues su interpretación de debilidad y separación queda completamente desacreditada.

LECCIÓN 178. Repaso de las lecciones 165 – 166

Comentario: Como Hijo de Dios se te ha confiado el universo mismo, como ego, te lo has negado separándote de todo. Desde la perspectiva del ego y sus preguntas, juicios y preocupaciones, todo lo relacionado con Dios y la relación que tiene con su Hijo, será ajeno y distorsionado. Aunque intente interpretar y entender, no lo logrará, porque el ego ha forjado un sistema de pensamiento que deja fuera la plenitud y la ausencia de conflicto. En su cosmovisión todo se deteriora y cambia, y nada es seguro, sólo la muerte.