LECCIÓN 149. Repaso de las lecciones 137 – 138

Mi mente alberga sólo lo que pienso con Dios.

(137) Cuando me curo no soy el único que se cura.

(138) El Cielo es la alternativa por la que me tengo que decidir.


Comentario:

La mente es lo único que requiere curación, el cuerpo simplemente le seguirá. La curación de la mente es el retorno a la unidad, el fin de la separación, el restablecimiento de su relación directa y presente con su santidad.

La “realidad” paralela que la mente separada ha fabricado, sólo nubla la presencia de Su Amor, pues nadie puede decir que no lo ha sentido alguna vez. Nadie puede permanecer perdido para siempre, pues Él no se oculta, y cuando se le reconoce, todos encuentran lo que andan buscando.

Tú no has pecado, sólo sueñas estar extraviado, y ese sueño finaliza cuando aceptes la plena Realidad de Dios en ti.

2 comentarios en “LECCIÓN 149. Repaso de las lecciones 137 – 138

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s