Minientradas

Diferentes maneras…

Qué pasa cuando hay diferentes maneras o formas de llegar al mismo lugar?

Acepta y respeta, reconociendo la experiencia resultante. El objetivo no es la forma, sino la experiencia de perdón, la frecuencia de paz. A cada cual se le ofrece un lenguaje que puede entender y un camino que está a su alcance.

Los símbolos son sólo símbolos, tan sólo medios, no fines en sí mismos. Si el resultado es perdón, paz, unión, estate seguro que la forma que usaste sirvió de vehículo en esa oportunidad. Eso no quiere decir que sea la única forma, o “la forma”, sólo quiere decir que en ese momento funcionó para ti y los involucrados. Eso puede cambiar en cualquier momento, y no hay pérdida, pues las formas no son permanentes.

Inclusión total

La Expiación (deshacimiento de la falsa creencia en la separación) es un estado de inclusión total, pues en ella no hay miedo y el miedo es la el estado de la separación. Por tanto, si el miedo es el que separa y excluye, su deshacimiento no puede sino ser inclusión y unión.

Todo pensamiento será amorosa y amablemente contemplado a la luz de la Verdad, y de allí en más, sólo quedará lo que esté en armonía con ella. No habrá temor, pues ningún pensamiento quedará oculto o rechazado. Todos serán bienvenidos, y simplemente se descartarán los que ya no colaboren en la asención de la mente a su estado natural de compleción.

Crees acaso que puedes llevar la verdad ante las fantasías…

“Crees acaso que puedes llevar la verdad ante las fantasías y aprender lo que significa la verdad desde la perspectiva de lo ilusorio? 2La verdad no tiene significado dentro de lo ilusorio. 3El marco de referencia para entender su significado tiene que ser ella misma.” Ucdm

La Verdad no puede lograrse desde la perspectiva del ego. Por un instante, debes acudir a la Voz que habla por Dios, para que ella te muestre su significado, de lo contrario, no habrá más que confusión cuando intentes llegar a ella. A sí mismo sucede con todo aquello que se relaciona con la Verdad, como la Paz, el Amor, la plenitud, todo ello proviene del ámbito integrado de la mentalidad Uno, que el Espíritu Santo representa.

No puedes preguntarle al ego lo que es el Amor, o lo que es Dios, pues sólo traerá conceptos contradictorios y parciales. En cambio, el Espíritu Santo, te mostrará su significado por medio de una experiencia, clara y diáfana, sin necesidad de interpretación y llena de alegría.

Éste mundo solo necesita…

“Éste mundo solo necesita aceptar al Amor como la Fuente que realmente desea. Y así como acepta al amor, deberá preferir la unión ante la separación, el perdón ante el juicio, y la Hermandad ante la diferencia.” 

Comentario a la Lección 137

Sin la visión directa…

“Es verdad que muchas cosas están registradas en las escrituras; pero todas son inútiles sin la visión directa de Dios, sin devoción a Sus Pies de Loto, sin pureza de corazón.

El almanaque predice las lluvias para todo el año, pero no conseguirás una sola gota retorciendo el almanaque. No, ni siquiera una gota.”

El Evangelio de Sri Ramakrishna. Tomo II.

El ego-yo (2)

El único que reacciona es el ego, y siempre reacciona con una defensa de sí mismo.

Es la parte de la mente que aún considera que su seguridad está en mantenerse aparte y separada de la totalidad, por la cual se ve amenazada.

Cada vez que la identidad-personal se ve “amenazada” (porque la totalidad le demuestra que no es íntegra), reacciona, replegándose sobre si misma, aislándose aún más es su fantasía de sobrevivencia.

Sólo el Amor puede trascender éste auto-aislamiento.

Sólo el Amor trasciende la separación que refleja la identificación con el ego-yo.

Experiencia pura

El énfasis no debería estar en la práctica de rituales, ceremonias, procedimientos, ni siquiera en “principios”, o cualquier tipo de forma, sino en tu relación con la divinidad o Dios, la cual es experiencia pura.

El ego-yo (1)

La afirmación de la identidad personal ego, depende exclusivamente de que el conflicto no se resuelva, porque el yo personal nace como la “resolución de equilibrio” de un conflicto, aunque es manifiestamente limitada como tal.

Extraído de: Entrar al dolor para trascender.