Etiqueta: Separación

LECCIÓN 347. La ira procede de los juicios. Y los juicios son el arma que utilizo contra mí mismo a fin de mantener el milagro alejado de mí.

Comentario: Nuestra identificación con el sueño es tal, que no parece posible que haya algo más que aquello que vemos con nuestros ojos. Nuestra comprensión está acotada, enmarcada en el sueño, y nada que no sea como el propio sueño parece posible. Estamos ciegos, estamos dormidos. Mas se nos asegura, y en lo profundo sabemos que es verdad, que nada tiene porque ser así, ya que depende de una decisión.

Ego y culpabilidad (2) No somos víctimas del ego

… pues el ego es una idea y depende de la mente que la piensa. No es autónoma, no tiene poder, ni puede hacer nada a la mente que la piensa a no ser que la mente se confunda con la propia idea y sueñe el daño. El ego no es nada. Sólo representa la ilusión de separación, la cual puede ser abandonada, no por medio de la debilidad, sino por medio de la fortaleza que reside en el amor.

Porque Su Amor es todo!

Escucha ésto: Pero aunque Dios no perdona, Su Amor es sin embargo la base del perdón, porque ¡Su Amor es todo! El miedo condena y el Amor perdona. El perdón por lo tanto deshace lo que el miedo ha producido, regresando la mente a la conciencia de Dios. Por esta razón el perdón se puede verdaderamente llamar la salvación. Mientras retengas el dolor y el miedo en tu mente no entrarás en el Reino de los Cielos. Esto no admite discusión. Este es un hecho. La solución de la separación de Dios se encuentra solamente en tu mente. ¡Vaya! Es el medio por el cual desaparece la ilusión. Este es el ejercicio: Dios es el amor en el cual me perdono. Master Teacher

El ego-yo (2)

El único que reacciona es el ego, y siempre reacciona con una defensa de sí mismo.

Es la parte de la mente que aún considera que su seguridad está en mantenerse aparte y separada de la totalidad, por la cual se ve amenazada.

Cada vez que la identidad-personal se ve “amenazada” (porque la totalidad le demuestra que no es íntegra), reacciona, replegándose sobre si misma, aislándose aún más es su fantasía de sobrevivencia.

Sólo el Amor puede trascender éste auto-aislamiento.

Sólo el Amor trasciende la separación que refleja la identificación con el ego-yo.

Felicidad y deshacimiento. (Radio)