LECCIÓN 164. Ahora somos uno con Aquel que es nuestra Fuente.

Comentario: La Visión de Cristo, la unión de tu voluntad con la de tu Padre. El final del deseo de ser especial, o ver ataque, el cese de la culpabilidad como medio de ajuste y relacionamiento. Te encuentras ante el umbral de las percepciones del ego o la Visión de Cristo, ambas en tu mente para que elijas con cual identifícarte. Continúa leyendo LECCIÓN 164. Ahora somos uno con Aquel que es nuestra Fuente.

LECCIÓN 163. La muerte no existe. El Hijo de Dios es libre.

Comentario: Las percepciones han cegado tu visión, pues les has otorgado un valor que no tienen. Se han vuelto el centro de tu actividad, y te has sometido a ellas respondiendo a cada una con gran aceptación y servilismo, sin permitirte dudar ni un instante de su realidad, o cuestionar de dónde provienen. Continúa leyendo LECCIÓN 163. La muerte no existe. El Hijo de Dios es libre.

LECCIÓN 161. Dame tu bendición, santo Hijo de Dios.

Comentario: No hay nada que no puedas hacer si te unes al Espíritu Santo, y a través de Él a tu hermano. En tu hermano a sí mismo, reconocerás al propio Espíritu Santo dándote la bienvenida, y así os unís en perfecta armonía. La unidad queda consagrada y aceptada, la plenitud restaurada y la paz acude naturalmente, pues allí dónde dos se han unido, la separación cesa. Continúa leyendo LECCIÓN 161. Dame tu bendición, santo Hijo de Dios.

LECCIÓN 159. Doy los milagros que he recibido.

Comentario:La Luz está en ti, pues has sido creado de la luz. Lo que andas buscando ya lo tienes, y lo único que evita que lo encuentres es el miedo a encontrarlo. ¿Quién que reconoce el Amor de Cristo en su corazón puede creer en la pequeñez del ego con la que se identifica? ¿Quién justificaría el sufrimiento y la culpabilidad? Continúa leyendo LECCIÓN 159. Doy los milagros que he recibido.

LECCIÓN 158. Hoy aprendo a dar tal como recibo.

Comentario: Mira a través de tu ego, y verás los egos de los demás, sin poder ver nada más allá. Todo quedará justificado y enmarcado en las leyes que el mundo ha fijado en la separación. Mas, usa la visión que te brinda el Espíritu Santo y no verás nada que no sea un reflejo de Su Amor. Pues la Santidad es el regalo que te ofrece tu mente santa. Continúa leyendo LECCIÓN 158. Hoy aprendo a dar tal como recibo.

LECCIÓN 151. Todas las cosas son ecos de la Voz que habla por Dios.

Comentario: No veas en la Verdad algo lejano y abstracto, difícil de entender y difícil de compartir. No juzgues, aquieta tu mente, y espera en silencio, pues la Voz que habla por Dios y tu Ser, te dirá claramente, en una forma que puedas entender y experimentar, que sólo la verdad es verdad. Continúa leyendo LECCIÓN 151. Todas las cosas son ecos de la Voz que habla por Dios.