Crees acaso que puedes llevar la verdad ante las fantasías…

“Crees acaso que puedes llevar la verdad ante las fantasías y aprender lo que significa la verdad desde la perspectiva de lo ilusorio? 2La verdad no tiene significado dentro de lo ilusorio. 3El marco de referencia para entender su significado tiene que ser ella misma.” Ucdm La Verdad no puede lograrse desde la perspectiva del ego. Por un instante, debes acudir a la Voz que … Continúa leyendo Crees acaso que puedes llevar la verdad ante las fantasías…

LECCIÓN 352. Los juicios son lo opuesto al amor. De los juicios procede todo el dolor del mundo, y del amor, la paz de Dios.

Comentario: Pide a tu Guía interno que te ofrezca su fortaleza, confía en Él y en lo que puedes hacer junto a Él. Él te recuerda tu propio poder, no te está dando nada externo a ti, ni nada que no te pertenezca ya. Continúa leyendo LECCIÓN 352. Los juicios son lo opuesto al amor. De los juicios procede todo el dolor del mundo, y del amor, la paz de Dios.

LECCIÓN 342. Dejo que el perdón descanse sobre todas las cosas, pues de ese modo es como se me concederá a mí.

Comentario: “Hermano, perdóname ahora” Significa, hermano, no veas ilusión en mí y reconoce mi Ser. Esta es una enseñanza que primero prácticamos con Jesús y después extendemos a todos nuestros hermanos. Renunciar a las percepciones falsas sigue presentándose como un desafío, cuando en realidad debería ser un gozo. Continúa leyendo LECCIÓN 342. Dejo que el perdón descanse sobre todas las cosas, pues de ese modo es como se me concederá a mí.

LECCIÓN 339. Se me concederá todo lo que pida.

Comentario: Cuando escuchas a tu ego y acompañas su pedido, es claro que estarás pidiendo algo que no te satisfará, pues no te brindará paz, sino una sensación endeble que se desvanece por cualquier cambio, y está a merced de tantas condiciones, que requiere un cuidado y atención continua. Eso no puede ser lo que Dios quiere para su Hijo. Continúa leyendo LECCIÓN 339. Se me concederá todo lo que pida.

LECCIÓN 327. No necesito más que llamar y Tú me contestarás.

Comentario: Aquel que llama, que pregunta, se dispone a escuchar, de lo contrario, si él mismo contesta, está anulando la posibilidad de una respuesta desde fuera de su propio marco de comprensión. La fe en este caso es necesaria, pues sin fe, la paciencia, la quietud, el silencio, es difícil de lograr. Más aún, la seguridad de que habrá respuesta, es sin duda una muestra de fe. Continúa leyendo LECCIÓN 327. No necesito más que llamar y Tú me contestarás.