LECCIÓN 300. Este mundo dura tan sólo un instante.

Comentario: Un instante de retención de la luz es lo que se interpone entre tú y la eternidad. Crees que retener u obtener para sí, es la solución, sin embargo, es la trampa más grande que el ego ha fabricado en el tiempo. Son las anclas al mundo separado, a la creencia en la carencia y la pérdida. Continúa leyendo LECCIÓN 300. Este mundo dura tan sólo un instante.

LECCIÓN 274. Este día le pertenece al Amor. Hoy no tendré miedo de nada.

Comentario: Si tu mente está en busca del reflejo de Dios, eso es lo que verá. Si pides que los juicios que te separan de la experiencia de amor se desvanezcan, dejarán de tener valor y desaparecerán. Si quieres ver en tu hermano a un mensajero del amor, él tomará tu pedido con gusto y sólo evocará en ti amor y perdón. Continúa leyendo LECCIÓN 274. Este día le pertenece al Amor. Hoy no tendré miedo de nada.

LECCIÓN 267. Mi corazón late en la paz de Dios.

Comentario: Tu relación con Dios es tu Hogar, la morada de tu plenitud y de tu paz. ¿Para qué substituirla con ilusiones, si no tienes más que invocar Su Nombre para estar con Él? No te dejes engañar por las tentaciones del ego, pues nada de ello es consistente, y se desvanece al tiempo que tú no le das el valor que no tiene. Continúa leyendo LECCIÓN 267. Mi corazón late en la paz de Dios.

LECCIÓN 255. Elijo pasar este día en perfecta paz.

Comentario: Sólo hazte a un lado y no juzgues. Deja que el ir y venir de las cosas sea, sin oposición de tu parte, y ve al lugar en ti dónde reside el amor, para contemplar todo aquello, sin contradicción o conflicto. Es la visión del perdón la que andas buscando, no cosas pasajeras. Continúa leyendo LECCIÓN 255. Elijo pasar este día en perfecta paz.

LECCIÓN 245. Tu paz está conmigo, Padre. Estoy a salvo.

Comentario: No hay momento en el que no pueda entregar un pensamiento falso, para volver a estar al lado del Padre, bajo Su manto de Amor. Él está conmigo siempre, mas yo debo no olvidarlo. Esa es mi tarea hoy. Al recordar Su Presencia, recuerdo que estoy a salvo y que no hay nada que temer. Continúa leyendo LECCIÓN 245. Tu paz está conmigo, Padre. Estoy a salvo.

LECCIÓN 230. Ahora buscaré y hallaré la paz de Dios.

Comentario: Date el tiempo suficiente para poder salir por un momento de las ilusiones de ti mismo y del mundo. Abandona todo juicio y toda creencia que obstruya la verdad y la luz, y en silencio pide la guía del Espíritu Santo para que Él te muestre el significado de la Voluntad de Dios en ti. Continúa leyendo LECCIÓN 230. Ahora buscaré y hallaré la paz de Dios.