“¿Para qué iba Dios a mover montañas?”

No sería más que bronce que resuena y campana que toca. Si tuviera el don de la profecía conociendo todas las cosas secretas, con toda clase de conocimientos, y tuviera tanta fe, como para trasladar los montes, pero me faltara amor/caridad, nada soy (1 Corintios 13:1-2). No es que soy algo que no tiene amor; no soy nada. Si no tengo el Amor de Dios, … Continúa leyendo “¿Para qué iba Dios a mover montañas?”

Todas las definiciones de ti mismo son limitaciones

Si hablo las lengua de los hombres y las de los ángeles y no tengo caridad, me convierto en bronce que resuena y campana que toca. (1 Corintios 13:1). Esto quiere decir: si reduces la forma de tu expresión de la pasión, el verdadero oro de la felicidad y alegría que es Dios, se convertirá en el bronce de la estrechez, de la temible idolatría … Continúa leyendo Todas las definiciones de ti mismo son limitaciones

Necesito decirte te amo…

“Necesito decir te amo porque, aparentemente, estás fuera de mí. Esto se llama el perdón. Necesito liberar mi definición de ti en mi asociación conmigo mismo y con el auspicio o poder del Amor experimentaré el Amor de Dios contigo. Ahora bien, en ese sentido es una utilización dentro de mi mente del Amor de Dios. Esto es sanar. La utilización del Amor de Dios … Continúa leyendo Necesito decirte te amo…