Etiqueta: Espíritu Santo

Crees acaso que puedes llevar la verdad ante las fantasías…

“Crees acaso que puedes llevar la verdad ante las fantasías y aprender lo que significa la verdad desde la perspectiva de lo ilusorio? 2La verdad no tiene significado dentro de lo ilusorio. 3El marco de referencia para entender su significado tiene que ser ella misma.” Ucdm

La Verdad no puede lograrse desde la perspectiva del ego. Por un instante, debes acudir a la Voz que habla por Dios, para que ella te muestre su significado, de lo contrario, no habrá más que confusión cuando intentes llegar a ella. A sí mismo sucede con todo aquello que se relaciona con la Verdad, como la Paz, el Amor, la plenitud, todo ello proviene del ámbito integrado de la mentalidad Uno, que el Espíritu Santo representa.

No puedes preguntarle al ego lo que es el Amor, o lo que es Dios, pues sólo traerá conceptos contradictorios y parciales. En cambio, el Espíritu Santo, te mostrará su significado por medio de una experiencia, clara y diáfana, sin necesidad de interpretación y llena de alegría.

Ilusiones (1)

“¿Cómo podría haber un punto de encuentro en el que la tierra y el Cielo se pudiesen reconciliar dentro de una mente en la que ambos existen? La mente que ve ilusiones piensa que éstas son reales. Existen en cuanto que son pensamientos. Sin embargo, no son reales porque la mente que piensa estos pensamientos se encuentra separada de Dios.

[…] El Espíritu Santo contempla impasible lo que tú ves: el pecado, el dolor y la muerte, así como la aflicción, la separación y la pérdida. Mas Él sabe que hay algo que no puede sino seguir siendo verdad: que Dios sigue siendo Amor, y que eso que ves no es Su Voluntad.

Éste es el Pensamiento que lleva las ilusiones a la verdad, donde las ve como apariencias tras las cuales se encuentra lo inmutable y lo seguro. Éste es el Pensamiento que salva y perdona, pues no pone su fe en lo que no fue creado por la única Fuente que conoce.”

Un Curso De Milagros. Lección 99.

El Espíritu Santo sólo te pide…

El Espíritu Santo sólo te pide esto: que lleves ante Él todos los secretos que le hayas ocultado. 2Ábrele todas las puertas y pídele que entre en la oscuridad y la desvanezca con Su luz. 3Si lo invitas, Él entrará gustosamente. 4Y llevará la luz a la oscuridad si le franqueas la entrada a ella. 5Pero Él no puede ver lo que mantienes oculto. 6Él ve por ti, pero a menos que tú mires con Él, Él no puede ver.

Un Curso De Milagros, cap. 14 VII