Perpetuando la condición

La mente que se encuentra atrapada en su identificación con el ego, es decir, que cree ser eso y por tanto vive el sueño de separación, estará continuamente intentando reafirmar su condición. Porque allí está su seguridad. Permanecer siendo lo que es es su seguridad, entonces utilizará todas sus fuerzas (pensamientos, emociones, acciones) enfocadas en interpretaciones y percepciones que le muestren y confirmen que es … Continúa leyendo Perpetuando la condición

LECCIÓN 345. Hoy sólo ofrezco milagros, pues quiero que retornen a mí.

Comentario: Acepta la Guía del Espíritu Santo, jamás te conducirá por un camino escarpado. Su amor por ti, en el reconocimiento de lo que eres, le infunde la misericordia que tus pensamientos separados nunca te ofrecerán. Cuando creas que una situación se ha vuelto imposible, intolerable, piensa en Él, pues esa será la única solución, ya que el problema comenzó cuando pensaste sin Él. Continúa leyendo LECCIÓN 345. Hoy sólo ofrezco milagros, pues quiero que retornen a mí.

LECCIÓN 320. Mi Padre me da todo poder.

Comentario: El ego intenta tomar el lugar del Hijo, y así relama todos los regalos para él. Los quiere usar para sí, en beneficio de sus fantasías de necesidad y carencia, de modo que pueda contentarse con logros y éxito. Pero lo que Dios da, se lo da al Hijo, no al ego. Cuando te identificas con éste último, no puedes tomar los regalos, porque sencillamente, no están destinados para esa parte de la mente. Continúa leyendo LECCIÓN 320. Mi Padre me da todo poder.

LECCIÓN 272. ¿Cómo iban a poder satisfacer las ilusiones al Hijo de Dios?

Comentario: Las ilusiones son intentos de substituir la realidad por una versión que se adapte mejor al entendimiento de tu propio ego. Ese entendimiento está seriamente limitado a lo que crees ser, mientras te percibes como un ego, y a cómo funciona el mundo, las relaciones y todas las cosas según su versión fragmentada y sin amor. Continúa leyendo LECCIÓN 272. ¿Cómo iban a poder satisfacer las ilusiones al Hijo de Dios?

Ego y culpabilidad (2) No somos víctimas del ego

… pues el ego es una idea y depende de la mente que la piensa. No es autónoma, no tiene poder, ni puede hacer nada a la mente que la piensa a no ser que la mente se confunda con la propia idea y sueñe el daño. El ego no es nada. Sólo representa la ilusión de separación, la cual puede ser abandonada, no por medio de la debilidad, sino por medio de la fortaleza que reside en el amor. Continúa leyendo Ego y culpabilidad (2) No somos víctimas del ego