Etiqueta: Despertar

LECCIÓN 198. Sólo mi propia condenación me hace daño.

Comentario: El perdón te ofrece el deshacimiento de las ilusiones del ego. Es la puerta que te conduce más allá de ellas, reconociendo su falsedad y devolviendo tu mente a un estado de receptividad de lo real. Allí el Espíritu Santo es libre de comunicarse contigo, ya que no deseas interponer falsas ideas por un tiempo.

LECCIÓN 152. Tengo el poder de decidir.

Comentario: Siempre decides en base a una referencia la cual es proporcionada por el ego-yo o el Espíritu Santo. Dos sistemas de pensamiento que dan lugar a experiencias y mundos completamente diferentes. Uno basado en la escasez, el conflicto, la oposición y el miedo. El otro en la unidad, el amor y la imposibilidad de sufrir cualquier pérdida, pues no está fragmentado.

Lección 135. Si me defiendo he sido atacado.

Comentario: No se trata de rechazar al cuerpo o a las ilusiones, sino de darles el lugar que les corresponde. Así permites la intervención del Espíritu Santo, y con ello pasan a ser útiles por un tiempo, mientras tu mente se reconcilia consigo misma. Esta es la única función que el Espíritu Santo ve en ellas: no son más que un medio de aprendizaje temporal. Y todo aprendizaje bien concebido señala en una única dirección: Éres tal como Dios te creó, no lo que tú crees haber hecho de ti.

Respira (7)

Nada puede prevalecer contra un Hijo de Dios que encomienda su espíritu en las Manos de su Padre. Al hacer esto, la mente despierta de su sueño y recuerda a su Creador. Un Curso De Milagros, cap. 3, II

Respira (6)

Venga a mi una nueva percepción (12)

“Tu Hijo está a salvo dondequiera que se encuentre porque Tú estás allí con él. Sólo con que invoque Tu Nombre recordará su seguridad y Tu Amor, pues éstos son uno. ”

Un Curso De Milagros. Lección 244.