Etiqueta: Cristo

Sobre la lección 161 de Ucdm. Dame tu bendición, santo Hijo de Dios.

El papel de Jesús. Aceptando la Expiación para mí mismo, 2° Parte.

“La muerte no existe porque el Hijo de Dios es como su Padre. No puedes hacer nada que pueda alterar el Amor Eterno. Olvida tus sueños de pecado y de culpabilidad, y en su lugar ven conmigo a compartir la resurrección del Hijo de Dios. Y trae contigo todos aquellos que Él te ha enviado para que cuides de ellos como yo cuido de ti.” Un Curso De Milagros. Manual para el Maestro, clarificación de términos Jesús-Cristo.

LECCIÓN 354. Cristo y yo nos encontramos unidos en paz y seguros de nuestro propósito. Su Creador reside en Él, tal como Él reside en mí.

Comentario: Identifícate con la Verdad y abandona las ilusiones. El Cristo en ti no está dormido, pero mientras elijas creer otra cosa y verte a ti mismo como desposeído, no podrás ser consciente de Él. No tienes que hacer nada, sólo dejar que Él te muestre lo que en verdad eres. Pregúntale a Él y aguarda en silencio su respuesta. Su paz no tardará en llegar.

LECCIÓN 353. Mis ojos, mi boca, mis manos y mis pies tienen hoy un sólo propósito: estar al servicio de Cristo a fin de que Él pueda utilizarlos para bendecir al mundo con milagros.

Comentario: Entregate por completo a la Verdad y al Amor. Y así no verás más que tu propia luz resplandecer por doquier. No tienes otra función ni otro propósito que este. ¿Qué otra cosa querrías alcanzar? Únete a Cristo en su camino de redención, y volverás a Él en libertad y gloria.

LECCIÓN 349. Hoy dejo que la visión de Cristo contemple todas las cosas por mí, y que, en lugar de juzgarlas, les conceda a cada una un milagro de amor.

Comentario: Comienza a ver todas las cosas con gratitud, pues se te ha concedido poder ver más allá del sueño que has fabricado, y con ello, salir de la prisión en la que creíste estar encerrado. Eres libre, aún en sueños, sin embargo, la creencia en el miedo y la separación te han vuelto un esclavo de algo que no existe y que tú mismo has puesto ahí. Se libre y deja de creer en ello, y piensa con tu Maestro el pensamiento que te devolverá la conciencia de tu libertad.