Jesús te llama (10)

“7. La visión de Cristo está regida por una sola ley. 2No ve el cuerpo, ni lo confunde con el Hijo que Dios creó. 3Contempla una luz que se encuentra más allá del cuerpo; una idea que yace más allá de lo que puede ser palpado; una pureza que no se ve menguada por errores, por lamentables equivocaciones, o por los aterrantes pensamientos de culpabilidad … Continúa leyendo Jesús te llama (10)

Relaciones (4) El sueño personal

Todos los egos están en busca de la realización de su sueño personal. Un conglomerado difuso de fantasías acerca de la felicidad y otro más obscuro y oculto, de las fantasías de dolor, culpabilidad y castigo. Aunque difuso por momentos, es en gran medida el pulso de “nuestros” deseos. Los sueños personales se colisionan, contraponen y eclipsan entre si en todas las relaciones. A la … Continúa leyendo Relaciones (4) El sueño personal

Relaciones (3) No condiciones el amor-perdón

Es cierto que usualmente se busca entender los motivos del otro para justificar el perdón, sin embargo, la comprensión y confianza real no llega por “ver” los motivos del otro, sino por el amor que sustenta la relación. Entender los motivos para justificar el perdón-amor, es sencillamente, condicionar el amor. Condicionarlo a mi estándar del bien y el mal, de mis gustos, placeres y preferencias, … Continúa leyendo Relaciones (3) No condiciones el amor-perdón

Relaciones (2) Yo-yo, mí-mí

Mi miedo, mis problemas, mis ansiedades, todo lo que me falta o tengo, lo que creo que se me arrebató o perdí por la tempestad del mundo y la vida, el daño que creí cometer, todo ello es un fardo pesado que arrojamos inconscientemente sobre el otro. En una defensa acérrima al temor de que vuelva a pasar, interpongo todas mis preocupaciones antes de relacionarme … Continúa leyendo Relaciones (2) Yo-yo, mí-mí

Relaciones (1) El perdón está primero

El perdón está primero debido a que establece una disposición de corazón abierto, receptiva al otro, sin anteponer juicios, que casi espontáneamente surgirán, hasta trascender la dualidad yo-otro. Esta disposición por excelencia, ofrece el contexto para un relacionamiento real, donde dos pueden unirse (volverse uno en propósito) más allá de sus aparentes diferencias. No hay mayor relación en dos que discuten y se mantienen en … Continúa leyendo Relaciones (1) El perdón está primero