Etiqueta: Cielo

LECCIÓN 168. Tu gracia me es dada. La reclamo ahora.

Comentario: Descansa hoy en la certeza de la realización. Pues el amor se abre paso por su cuenta, una vez que se le ha invitado. Él ingresa y reviste el camino por dónde debe circular, embellece cada cosa que ha de ver y tocar, pues una vez que se lo acoge se da así mismo a todo y en todo.

El Reino de los Cielos…

Es difícil entender lo que realmente quiere decir “El Reino de los Cielos está dentro de ti”. Ello se debe a que no es comprensible para el ego, que lo interpreta como si algo que está afuera estuviese adentro; lo cual no tiene sentido. La palabra “adentro” es innecesaria. Tú eres el Reino de los Cielos. ¿Qué otra cosa sino a ti creó el Creador?, y ¿qué otra cosa sino tú es Su Reino? Éste es el mensaje de la Expiación, mensaje que, en su totalidad, transciende la suma de sus partes.”

Un Curso De Milagros

LECCIÓN 131. Nadie que se proponga alcanzar la verdad puede fracasar.

Comentario: El ego que has forjado, te mantiene prisionero en un mundo que está hecho a su medida. Pero el ego depende de ti a cada instante, pues lo forjas en cada decisión de separación y miedo. El ego no es nada, sólo representa tu deseo demente de estar separado de Dios. Pero para ti se ha vuelto todo lo que tienes. Mas acepta hoy que estás equivocado, y simplemente renuncia a él y todas las ideas de limitación que lo sustentan. Sólo el Amor es real.

Escucha una sola voz

“Sí, en verdad eres bendito. Mas en este mundo no te das cuenta de ello. No obstante, tienes los medios para aprender que lo eres y verlo claramente. El Espíritu Santo usa la lógica con tanta facilidad y eficacia como lo hace el ego, salvo que Sus conclusiones no son dementes. Éstas toman una dirección diametralmente opuesta y apuntan tan claramente hacia el Cielo como el ego apunta hacia las tinieblas y la muerte. Hemos examinado gran parte de la lógica del ego y hemos visto sus conclusiones lógicas. Y habiéndolas visto, nos hemos dado cuenta de que tales conclusiones no se pueden ver excepto en ilusiones, pues sólo ahí parece verse claramente su aparente claridad. Démosles la espalda ahora y sigamos la simple lógica que el Espíritu Santo utiliza para enseñar las sencillas conclusiones que hablan en favor de la verdad y sólo de la verdad.”

Introducción Cap. 14.

Un Curso de Milagros.

Escucha…

“Sus palabras darán resultado. Sus palabras salvarán. En Sus palabras yace toda la esperanza, bendición y dicha que jamás se pueda encontrar en esta tierra. Sus palabras proceden de Dios, y te llegan con el amor del Cielo impreso en ellas. Los que oyen Sus palabras han oído el himno del Cielo. Pues éstas son las palabras en las que todas las demás por fin se funden en una sola. Y al desaparecer ésta, la Palabra de Dios viene a ocupar su lugar, pues entonces será recordada y amada.”

Ucdm. Lección 198.