LECCIÓN 332. El miedo aprisiona al mundo. El perdón lo libera.

El ego forja ilusiones. La verdad desvanece sus sueños malvados con el brillo de su fulgor. La verdad nunca ataca. Sencillamente es. Y por medio de su presencia se retira a la mente de las fantasías, y así ésta despierta a lo real. El perdón invita a esta presencia a que entre, y a que ocupe el lugar que le corresponde en la mente. Sin el perdón, la mente se encuentra encadenada, creyendo en su propia futilidad. Mas con el perdón, la luz brilla a través del sueño de tinieblas, ofreciéndole esperanzas y proporcionándole los medios para que tome conciencia de la libertad que es su herencia.

Hoy no queremos volver a aprisionar al mundo. El miedo lo mantiene aprisionado. Mas Tu Amor nos ha proporcionado los medios para liberarlo. Padre, queremos liberarlo ahora. Pues cuando ofrecemos libertad se nos concede a nosotros. Y no queremos seguir presos cuando Tú nos ofreces la libertad.


Comentario:

En cada situación y en cada pensamiento, es posible tomar una decisión que nos lleve más cerca de la conciencia de Su Amor. ¿Si el propósito de mis días y de mis horas fuese encontrarlo a Él, de qué tendría que preocuparme? El miedo proviene únicamente por estar obrando en función de las ilusiones.

No puedo ocultar el miedo, mas puedo retornar al amor si lo coloco en el centro nuevamente. En vez de estar pensando que haría según el miedo, debería pensar que haría según el amor. Esa es una forma simple de darle a la mente una instrucción muy sencilla, que ofrece grandes cambios a todo nivel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s