LECCIÓN 300. Este mundo dura tan sólo un instante.

Este pensamiento se puede utilizar para expresar que la muerte y el pesar es lo que le espera a todo aquel que viene aquí, pues sus alegrías desaparecen antes de que las pueda disfrutar o incluso tener a su alcance. Mas es también la idea que no permite que ninguna percepción falsa nos mantenga en su yugo, ni represente más que una nube pasajera en un firmamento eternamente despejado. Y es esta calma, clara, obvia y segura, lo que buscamos hoy.

Hoy vamos en busca de Tu mundo santo. Pues nosotros, Tus amorosos Hijos, perdimos el rumbo por un momento. Mas al haber escuchado Tu Voz hemos aprendido exactamente lo que tenemos que hacer para que se nos restituya el Cielo y nuestra verdadera Identidad. Y damos gracias hoy de que el mundo dure tan sólo un instante. Queremos ir más allá de ese ínfimo instante y llegar a la eternidad.


Comentario:

Un instante de retención de la luz es lo que se interpone entre tú y la eternidad. Crees que retener u obtener para sí, es la solución, sin embargo, es la trampa más grande que el ego ha fabricado en el tiempo. Son las anclas al mundo separado, a la creencia en la carencia y la pérdida.

La percepción se vuelve fidedigna, sólo cuando ha sido entregada al Espíritu Santo, el Guía a la Paz. Pues sólo entonces, la percepción no está enfocada en formas, sino en aquello que trasciende toda forma. Y sólo allí hay paz, pues sólo allí hay verdadera unión, donde las condiciones que el ego ha impuesto no pueden regir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s