LECCIÓN 295. El Espíritu Santo ve hoy a través de mi.

Hoy Cristo pide valerse de mis ojos para así redimir al mundo. Me pide este regalo para poder ofrecerme paz mental y eliminar todo terror y pesar. Y a medida que se me libra de éstos, los sueños que parecían envolver al mundo desaparecen. La redención es una. Al salvarme yo, el mundo se salva conmigo. Pues todos tenemos que ser redimidos juntos. El miedo se presenta en múltiples formas, pero el amor es uno.

Padre mío, Cristo me ha pedido un regalo, regalo éste que doy para que se me dé a Mi. Ayúdame a usar los ojos de Cristo hoy, y permitir así que el Amor del Espíritu Santo bendiga todo cuanto contemple, de modo que la compasión de Su Amor pueda descender sobre mí.


Comentario:

No tengo nada que proteger, ni nada de qué protegerme. No hay enemigos, porque la idea de daño se ha vuelto imposible. ¿Quién querría atacar, cuando lo único que hay es amor? ¿Cómo podría ver la obscuridad, cuando la luz ha llegado?

Que mi mente se libere de todo vestigio de dolor, pérdida y miedo, pues ya no tienen propósito en un mundo bendecido y amado a la luz del Espíritu Santo, quién dulcemente lo toma una vez que se lo entregamos. No hay más justificación para el miedo en Su Presencia, no necesitamos albergar ningún rincón tenebroso, pues no aporta nada para nuestra paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s