LECCIÓN 274. Este día le pertenece al Amor. Hoy no tendré miedo de nada.

Padre, hoy quiero dejar que todas las cosas sean como Tú las creaste y ofrecerle a Tu Hijo el honor que se merece por su impecabilidad, el amor de un hermano hacia su hermano y Amigo. De ese modo soy redimido. Y del mismo modo, la verdad pasará a ocupar el lugar que antes ocupaban las ilusiones, la luz reemplazará toda obscuridad y Tu Hijo sabrá que él es tal como Tú lo creaste.

Hoy nos llega una bendición especial de Aquel que es nuestro Padre. Dedícale a Él este día, y no tendrás miedo de nada hoy, pues el día habrá sido consagrado al Amor.


Comentario:

Si tu mente está en busca del reflejo de Dios, eso es lo que verá. Si pides que los juicios que te separan de la experiencia de amor se desvanezcan, dejarán de tener valor y desaparecerán. Si quieres ver en tu hermano a un mensajero del amor, él tomará tu pedido con gusto y sólo evocará en ti amor y perdón.

Pide lo que está en armonía con la Verdad y estarás en paz. Pide ilusiones, y tendrás miedo de lo que estás pidiendo. Sin embargo, con sólo cambiar de mentalidad, puedes desvanecer cualquier aparente efecto del miedo. Éste no es más que la ausencia de amor. Si traes amor a tu conciencia, ¿qué dolor, ataque o separación tendría efecto? Él se encargará de limpiar todo resto de sufrimiento, y limpiará toda pena, intercambiándola por un lugar apacible en el perdón, tranquilo en la unión, y sereno en el amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s