LECCIÓN 256. Dios es mi único objetivo hoy.

La única manera de llegar a Dios aquí es mediante el perdón. No hay otra manera, Si la mente no le hubiese concedido tanto valor al pecado, ¿qué necesidad habría habido de encontrar el camino que conduce a donde ya te encuentras? ¿Quién tendría aún incertidumbre? ¿Quién podría estar inseguro de lo que es? ¿Y quién podría seguir durmiendo entre espesas nubes de duda con respecto a la santidad de aquel que Dios creó libre de pecado? Aquí sólo podemos soñar. Pero podemos soñar que hemos perdonado a aquel en quien todo pecado sigue siendo imposible, y esto es lo que elegimos soñar hoy. Dios es nuestro objetivo, y el perdón, el medio por el que nuestras mentes por fin regresan a Él.

Y así es, Padre nuestro, como queremos llegar a ti por el camino que Tú has señalado. No tenemos otro objetivo que oír Tu Voz y hallar el camino que Tu sagrada Palabra nos ha señalado.


Comentario:

Eres inocente. No podrás verlo hasta que no aceptes la visión del perdón para ti, pero eso no cambia tu estado actual de inocencia. Crees que todas las cosas que piensas tienen muchos significados, y a veces esos significados te arrebatan la paz. Sólo puedes pensar en términos de amor o miedo, unión o separación, plenitud o carencia.

Intenta abstenerte por un instante de todo pensamiento, bueno o malo, y ve más allá de toda forma, al lugar donde puedes recordar tu relación con Dios. Con ello es suficiente, todo lo demás llegará a su tiempo y a su manera, donde sea requerido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s