LECCIÓN 250. Que no vea ninguna limitación en mí.

Permítaseme contemplar al Hijo de Dios hoy y ser un testigo de su gloria. Y que no trate de empañar la santa luz que mora en él y ver su fuerza menoscabada y reducida a la fragilidad; que no perciba en él las deficiencias con las que atacaría su soberanía.

Él es Tu Hijo, Padre mío. Y hoy quiero contemplar su ternura en lugar de mis ilusiones. Él es lo que yo soy, y tal como lo vea a él, me veré a mí mismo. Hoy quiero ver verdaderamente, para que en este mismo día pueda por fin identificarme con él.


Comentario:

Si veo egos, estoy viendo a través de mí propio ego. La elección que debo tomar trata acerca de qué es lo que deseo ver. Allí mismo radica la razón de lo que veo. Y todo lo que deseo tiene que ver con lo que creo ser. Si creo ser un ser limitado, veré y desearé en función de ello.

Mas, he decidido no tomar decisiones por mi cuenta, y recurrir a mi Guía, para que me muestre el camino. Él me guiará y me dirá la verdad acerca de mí, y podré aceptar una nueva perspectiva con respecto a todo. Junto a Él, podré aceptar mi verdadera Identidad, y desear ver todo aquello que sea acorde a mí verdadera voluntad como Hijo de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s