LECCIÓN 237. Ahora quiero ser tal como Dios me creó.

Hoy aceptaré la verdad acerca de mí mismo. Me alzaré glorioso, y dejaré que la luz que mora en mí irradie sobre el mundo durante todo el día. Le traigo al mundo las buenas nuevas de la salvación que oigo cuando Dios mi Padre me habla. Y contemplo el mundo que Cristo quiere que yo vea, consciente de que pone fin al amargo sueño de la muerte; consciente de que es la llamada que mi Padre me hace.

Cristo se convierte hoy en mis ojos, y en los oídos que escuchan hoy la Voz que habla por Dios. Padre, vengo a Ti a través de Aquel que es Tu Hijo, así como mi verdadero Ser. Amén.


Comentario:

Mi verdadera identidad es mi salvación. En ella no hay conflicto ni dualidad. Solamente alberga la Realidad del Amor que le es otorgada por su Fuente. Mi voluntad tiene que disponer que eso es lo que desea, y que eso es la verdad con respecto a mí. De lo contrario, no podré identificarme con ella.

Ten fe, tu verdadero Ser está siempre presente, hablándote. Le escucharás cuando aquietes los vanos deseos de ínfimas ilusiones que crees te contentarán. Contempla sin juzgar y deja que el silencio llegue a tu mente, y entonces la Voz de la Paz te hable de sí misma y de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s