LECCIÓN 227. Éste es el instante santo de mi liberación.

Padre, hoy es el día en que me libero porque mi voluntad es la Tuya. Pensé hacer otra voluntad. Sin embargo, nada de lo que pensé aparte de Ti existe. Y soy libre porque estaba equivocado y las ilusiones que abrigaba no afectaron en modo alguno mi realidad. Ahora renuncio a ellas y las pongo a los pies de la verdad, a fin de que sean para siempre borradas de mi mente. Este es el instante santo de mi liberación. Padre, sé que mi voluntad es una con la Tuya.

Y de esta manera, nos encontramos felizmente de vuelta en el Cielo, del cual realmente jamás nos ausentamos. En este día el Hijo de Dios abandona sus sueños. En este día el Hijo de Dios regresa de nuevo a su hogar, liberado del pecado y revestido de santidad, habiéndosele restituido finalmente su mente recta.


Comentario:

Confía plenamente en la guía que se te ofrece, pues ella proviene de Aquel que te ama totalmente. No temas no saber cómo, sólo dedícate a entregar tus metas y tus creencias, poniendo así tu voluntad a disposición de tu Guía, para que éste la armonice con la Voluntad del Padre.

Estás en sus manos. No hay nada que temer. Eres el Santo Hijo de Dios, bendito por toda la eternidad, puro y lleno de Amor. Ten fe en que éstas palabras cobrarán cada vez más sentido a medida que la aceptes como la Verdad en ti. Deja esto también en las manos de tu Guía. Ve a Él, y no tendrás nada de que preocuparte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s