LECCIÓN 219. Repaso de la lección 199.

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.

(199) No soy un cuerpo.

Soy el Hijo de Dios. Aquiétate mente mía, y piensa en esto por un momento. Luego regresa a la tierra, sin confusión alguna acerca de quién es aquel a quien mi Padre ama eternamente como Su Hijo.

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.


Comentario:

La verdad no tiene disrrupciones, es completa en sí misma, y trae consigo el recuerdo de la plenitud. Eso es lo que eres. Por un instante dedicate a verte en la plenitud, sin ilusiones de ningún tipo. Niegalas. Sólo deja entrar a la luz.

Así aprenderás lo que es Verdad sobre ti. Tú pareces haberlo olvidado, mas hay quien conserva el recuerdo intacto en ti para que lo recibas cuando estés listo. Deja a un lado los juicios y las dudas, y abre tu mente para recibir la certeza de tu verdadera identidad hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s