LECCIÓN 217. Repaso de la lección 197.

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.

(197) No puede ser sino mi propia gratitud la que me gano.

¿Quién debe dar gracias por mi salvación sino yo mismo? ¿Y cómo sino a través de la salvación puedo encontrar el Ser a Quien debo estarle agradecido?

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.


Comentario:

Cada vez que me opongo a aceptar una ilusión como la verdad, ciertamente estoy dando pasos en dirección a mi felicidad. Pues lo único que me mantiene en el confinamiento del miedo y la culpa, son las ilusiones que he forjado, las cuales mantienen creencias de oposición y conflicto que limitan mi paz.

No hay necesidad de estar en lucha con nada, ni de defenderse de otros, sino más bien cambiar de parecer con respecto al propósito que le he asignado a todo. Ya no deseamos que el mundo nos ofrezca una idea de maldad, por lo tanto, veré en el una oportunidad de perdonar la ilusión de separación y ataque. Sólo tengo que dejar que mi Guía me muestre la luz de cada situación, para así yo poder amar en vez de odiar, perdonar en vez de condenar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s