LECCIÓN 208. Repaso de la lección 188.

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.

(188) La paz de Dios refulge en mí ahora.

Permaneceré muy quedo y dejaré que la tierra se aquiete junto conmigo. Y en esa quietud hallaremos la paz de Dios. Está dentro de mi corazón, el cual da testimonio de Dios Mismo.

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.


Comentario:

Deja que los pensamientos insignificantes se desvanezcan, no les atribuyas valor e importancia. Nada que no sea paz tiene significado, nada que no sea Amor, merece ser valorado. Toma el camino simple, eligiendo sólo lo bueno.

Dios está más allá de tus elecciones, sin embargo, según lo que elijas ver, lo reconocerás o parecerá estar oculto. Sólo a través del Amor encontrarás un interlocutor válido que te hable de Él. En Su Paz descansa por un tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s