LECCIÓN 203. Repaso de la lección 183

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.

(183) Invoco el Nombre de Dios y el mío propio.

El Nombre de Dios es mi liberación de todo pensamiento de maldad y de pecado porque es mi nombre, así como el de Él.

No soy un cuerpo. Soy libre. Pues aún soy tal como Dios me creó.


Comentario:

Piensa en Él y deja que Su Nombre evoque en ti el recuerdo del Amor y la Santidad. Si puedes vislumbrar apenas un poco del Amor con el que Él crea, podrás aceptar tu inocencia, pues has sido creado puro en Su Amor.

Y lo que Él hace, no cambia, ya que no se encuentra sujeto a variables de ninguna clase. Su Voluntad es Plena y Total y tan llena de amor que no requiere corrección jamás. Lo que ha dispuesto sigue siendo tal como siempre fue. Tú eres Santo, porque ésa es Su Voluntad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s