LECCIÓN 7. Sólo veo el pasado.

Esta idea resulta muy difícil de creer al principio. Sin embargo, es la razón fundamental de todas las anteriores. Es la razón por la que nada de lo que ves significa nada. Es la razón por la que le has dado a todo lo que ves todo el significado que tiene para ti. Es la razón por la que no entiendes nada de lo que ves. Es la razón por la que tus pensamientos no significan nada y por lo que son como las cosas que ves. Es la razón por la que nunca estás disgustado por la razón que crees. Es la razón por la que estás disgustado porque ves algo que no está ahí.

Cambiar las viejas ideas que se tienen acerca del tiempo es muy difícil porque todo lo que crees está arraigado en el tiempo, y depende de que no aprendas estas nuevas ideas acerca de él. Sin embargo, ésa es precisamente la razón por la que necesitas nuevas ideas acerca del tiempo. Esta primera idea acerca de él no es realmente tan extraña como pueda parecer en un principio.

Observa una taza, por ejemplo. ¿Estás realmente viendo la taza, o simplemente revisando tus experiencias previas de haber levantado una taza, de haber tenido sed, de haber bebido de ella, de haber sentido su borde rozar tus labios, de haber desayunado, y así sucesivamente? ¿Y no están acaso tus apreciaciones estéticas con respecto a la taza basadas asimismo en experiencias pasadas? ¿De qué otra manera, si no, sabrías que esa clase de taza se rompe si la dejas caer? ¿Qué sabes acerca de esa taza sino lo que aprendiste en el pasado? No tendrías idea de lo que es si no fuera por ese aprendizaje previo. ¿Estás, entonces, viéndola realmente?

Mira a tu alrededor. Esto se aplica igualmente a cualquier cosa que veas. Reconoce esto al aplicar la idea de hoy indistintamente a cualquier cosa que te llame la atención. Por ejemplo:

Sólo veo el pasado en este lápiz.

Sólo veo el pasado en este zapato.

Sólo veo el pasado en esta mano.

Sólo veo el pasado en ese cuerpo.

Sólo veo el pasado en esa cara.

No te detengas en ninguna cosa en particular, pero recuerda no omitir nada específicamente. Mira brevemente cada objeto, y luego pasa al siguiente. Tres o cuatro sesiones de práctica, cada una de un minuto más o menos de duración, bastarán.


Comentario:

Sólo veo el pasado es una afirmación de corrección. Te coloca en el lugar de observador de tus propios pensamientos y así te aleja de la equivocada idea de que ellos son independientes o autónomos. Tú eres el que los piensa, y los piensas por algo. Los has elegido y atesorado en base a valoraciones, las cuales son elecciones de grados sobre lo percibido.

Usar el pasado para confirmar ideas, es un procedimiento muy común, así como alejado de la verdad. Mientras las percepciones estén fijadas en el tiempo y en el pasado, no podrás ir más del sistema de pensamiento del ego, el cual está centrado en lo pasajero.

La Verdad en cambio, no puede pasar o cambiar de un momento a otro, porque de lo contrario no sería lo que es, sino una mera interpretación temporal, un enfoque, pero no la Verdad. Así, lo que proviene de Dios, está más allá de lo temporal, y por ende, ofrece otro marco de referencia no centrado en lo perecedero, sino en lo que es eterno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s