Vuelvete un testigo, no un juez.

“De hecho, no trates de explicar las ilusiones, porque estarás intentando explicar lo que no es nada, mas, puedes verlas con toda tu atención, reconocerlas, ver sus efectos, su entramado, y llevar todo ello ante la luz del perdón. Vuelvete un testigo, no un juez. El perdón será el que desvanezca el sufrimiento consecuente, no tus explicaciones. Las explicaciones intentan justificar, dar sentido, aliviar intelectualmente. Lo cierto es que no tenemos y no queremos justificar el dolor o el sufrimiento. Allí no está su final. Para que estos sean trascendidos, necesitamos una nueva visión. Y ese movimiento comienza con abandonar la vieja.”

Extracto de Intenta ver como Él ve (2). De las ilusiones a la verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s