Se receptivo a la Luz (3) La disolución de la culpabilidad “oculta”

Los cambios en el sueño te transportan dulcemente al reconocimiento de que eres inocente. Todo dolor y sufrimiento, proviene de la creencia de que no lo eres. De qué has “pecado” o cometido errores irreparables, de que has dañado a alguien por una “condición intrínseca” de maldad.

La Luz te lleva ante el sencillo reconocimiento de que debes perdonarte. Toda tu vida es un gran diseño para que al fin reconozcas, que no eres culpable por nada. Que ante cada juicio de condena que te adscribes, hay una sola respuesta: “eso no es verdad”. Que no has dañado a nadie, y que no podrías hacerlo, eso si es verdad.

Este es un sueño de separación del amor, ¿qué puedes experimentar sino su ausencia? ¿Y qué es su ausencia sino todo el sufrimiento del mundo, incluido el tuyo? La confusión, el conflicto y la oposición, los intereses contrapuestos y la competencia, allí no parece haber lugar para el amor. Pero no olvides que es un sueño, y que por tanto, depende del contenido mental del soñador. Puedes elegir reemplazar tus ideas limitadas y limitantes acerca del mundo y de ti: el contenido del sueño cambiará.

Muchos intentan perdonar o buscar la Luz en los “pensamientos corporales”, llevar la Luz al mundo concreto de lo manifiesto. Pero, la Luz irradia desde y hacia un lugar más allá de la conciencia corporal y concreta. La envuelve y trasciende, pero no tiene que ver con este mundo, sino que es el puente que te conduce a la realidad, fuera de la ilusión. La Luz, no tiene nada que ver con la solución de problemas concretos, aunque los soluciona. Va directamente al reconocimiento de tu inocencia. Eres inocente, porque así te creó Dios y no puedes cambiar lo que Él ha hecho. Solo en sueños, puedes imaginar hacer tal cosa.  

Intenta ir más allá de la concretud de tus dilemas cotidianos (solo intenta), incluso de tus dilemas existenciales y de ti mismo. La Luz no tiene nombre, ni busca nombres, ni opera sobre “cosas”, la Luz te lleva más allá, te recuerda tu procedencia, y por ello sana. No temas por “tus cosas”, ya sean materiales o inmateriales, serán irradiadas naturalmente.

El perdón te lleva ante el umbral del reconocimiento de que el mundo que la percepción ofrece no es verdad. No en un sentido abstracto e ideal, sino vivencial. Entrarás y saldrás en los aparentes niveles o profundidades del sueño, incluso, por momentos experimentarás salir de él. Todo ello será tu caudal, y hasta que no completes la jornada, sólo comparte la Luz que has recibido.  

Se receptivo a la Luz (1) La disposición

Se receptivo a la Luz (2) La Luz entrando

4 comentarios en “Se receptivo a la Luz (3) La disolución de la culpabilidad “oculta”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s